Por qué la endometriosis necesita al feminismo

endomarzo

Con motivo del #Endomarzo o #endoMarch quería traer al blog una reflexión sobre la endometriosis dentro del feminismo. Por ello rescato el titular de un artículo que escribió Irene para Tribuna Feminista: “Por qué la endometriosis necesita al feminismo”.

“El silencio es patriarcal, ¡las histéricas de Freud existimos! Estamos retorcidas de dolor por espasmos uterinos. Parece que se cumpliera, parafraseada, la maldición bíblica: “Menstruarás con dolor”. Y en silencio, porque nos quieren calladas, porque nuestros síntomas se consideran vergonzantes y hay que esconderlos con nombres técnicos: dismenorrea, disquecia, disuria, dispareunia, dispepsia, tenesmo. (Dis)Funciones normales y cotidianas de la vida que nos recuerdan todos los días que estamos enfermas, que algo no va bien… pero nadie le pone nombre a nuestro malestar”.

Por ello es tan importante reivindicar nuestro derechos y nuestra posición. Y como bien dice Soledad Domenech, presidenta de la Asociación de Afectadas de Endometriosis (ADAEC): “La endometriosis necesita al feminismo porque es una enfermedad de género, y como tal, queremos dejar de ser invisibles“.

ENDOMETRIOSIS EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Nuestro grito ha llegado a los medios de comunicación convencionales; expertas y pacientes hablamos de la endometriosis en la Cadena Ser.

Me permito rescatar un pequeño fragmento, pero te animo a leerlo (y a escucharlo) entero para sentirte comprendida o para comprender a compañeras o, simplemente, por interés, ya que se trata de una enfermedad que sufrimos dos de cada ocho mujeres en nuestro país.

Lo que suele empezar con dismenorrea moderada lleva a síntomas cada vez más dolorosos y progresivamente discapacitantes. “Lo que con 20 años incluso es algo anecdótico, o un día de faltar al instituto, a los 30 años te ha provocado una incapacidad por dolor, una infertilidad, complicaciones quirúrgicas y precariedad psicosocial. Puede progresar a cosas muy delicadas como que te extirpen órganos”, cuenta Aterido, también enferma de endometriosis.

Siguiendo con el #endomarzo, estaremos todo marzo hablando de falsas creencias en nuestro boletín y en Instagram.