En Me duele la regla hablamos de “trastornos menstruales”, no de “menstruaciones dolorosas”. La regla no es una enfermedad pero, la endometriosis, sí. No es normal que a una mujer sana le duela tanto que no pueda caminar, estar de pie o salir de la cama durante la regla.

¿Has ido a ginecología y no te han hecho caso? Ve a una asociación de pacientes, que te orientará para reclamaciones y derechos que tienes. Seguro que ya has leído alguna web médica en internet (por ejemplo, has llegado aquí); vale, pero presta mucha atención a quién escribe (paciente, médico, empresa…) y procura buscar las fuentes oficiales y originales (no los reposts y refritos de artículos de una revista “para mujeres”) para estar segura de la calidad de la información.

Si tienes endometriosis o sospechas que pudieras padecerla, consulta en primer lugar con una profesional de la salud experta en endometriosis, que te ayudará con toda la información contradictoria que hay en internet y ampliará tus conocimientos mejor que un grupo de facebook.

Cómo saber si padeces endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que afecta a muchas mujeres jóvenes… sin que ellas o sus médicas (médicos) lo sepan. En muchos casos no se presentan síntomas, por lo que es importante que acudas a tu centro sanitario (atención primaria y ginecología) para una revisión o insistas en cuanto sientas que algo va mal pese a que la revisión “salga bien”.

Principales síntomas

  • dolor de regla
  • dolor con la penetración vaginal junto al cuello del útero
  • dolor al orinar
  • dolor al defecar
  • dolor en las lumbares

Los síntomas más comunes son, como ves, el dolor y, a veces (30% de los casos), la dificultad para quedarse embarazada. Las mujeres con dolor pélvico pueden presentar endometriosis hasta en un 75% de los casos, mientras que las mujeres que consultan a ginecología por infertilidad (se considera solo si llevais 12 meses buscando el embarazo), sería endometriosis en un 50% de los casos.

Otros de los síntomas son los dolores de regla muy fuertes que empeoran con el paso del tiempo. También existe dolor durante o después del sexo, además de dolor intenso en la pelvis. Las evacuaciones (WC) intestinales son dolorosas, se parecen al síndrome de intestino irritable (estreñimiento y diarreas) o hay dolor al orinar.

Los sangrados menstruales son abundantes (cantidad de sangre que expulsas con cada regla) y también hay pequeñas pérdidas de sangre entre cada menstruación… o después de un coito (que en un 65% de los casos son dolorosas). La mujer con endometriosis puede tener el síndrome de vejiga dolorosa, problemas digestivos o gastrointestinales, fatiga o falta de energía.

Diagnóstico de endometriosis

Sólo te pueden diagnosticar 100% seguro con una operación que se llama laparoscopia.

Posibles causas del dolor de la endometriosis

El dolor relacionado a esta enfermedad disminuye después de la menopausia pero no en todos los casos. El dolor es el principal síntoma pero no se debe a una sola causa (por eso tratarlo es difícil, lee el artículo en tu vida sin dolor). Recuerda: el dolor no tiene relación directa con la gravedad, ubicación o extensión de las lesiones causadas por la endometriosis.

La inflamación o las sustancias químicas producidas en las zonas afectadas hacen que los órganos se peguen entre sí. A la larga provocan la formación de tejido cicatricial (adherencias), haciendo que el útero, ovarios, vejiga y demás dentro de la tripa parezcan un solo órgano (se peguen). Las hormonas y sustancias químicas liberadas pueden irritar los tejidos cercanos, causando más dolor. Con el transcurso del tiempo en las zonas afectadas pueden crearse nódulos e implantes (como placas de endometriosis) que se pueden transformar en quistes.

¿Qué puedes hacer?

  • Cuando el dolor que sufres interfiere con las actividades cotidianas debes ir a ginecología lo antes posible, antes de que el dolor se haga crónico.
  • También puedes consultarme info@meduelelaregla.com, ya que tengo experiencia en orientación en trastornos menstruales y ginecológicos y además padezco la enfermedad.
  • Informarte muy bien: aquí tienes el enlace al blog Endoinformación, dedicado a pacientes de endometriosis, siempre con perspectiva de género e información que no sueles leer en otros foros.